sábado, 20 de julio de 2013

RECORDANDO EL MIRADOR DEL MAR









RECORDANDO EL MIRADOR DEL MAR



Y la luna nos alumbro son su blanco satén

 mientras pletórico de amor bebí el néctar de tu boca

 mi sed se embriagó de ti colmándome hasta la aurora,

 tatué sobre tu piel la poesía más hermosa.

 Fue noche de pasión y fuego recorriendo los senderos

y dulcificando tu savia que pensé estar en el Cielo.

Bebí…hasta colmarte de gozos

con éxtasis maravillosos

de tu virginidad sagrada.

 Entre deseos y anhelos fuiste mía ¡ que desvelo !

y nuestras savias compartidas

 colmaron nuestros consuelos encadenando placeres…

conjugando el verbo amar.

De mis olas fuiste espuma

 y de mi playa su arena

de mi barco marinera

hasta que la luna llena

se fue ocultando en la mar.




MANUEL.

4 comentarios:

  1. Hermoso recuerdo y a la vez, preciosa declaración de un tiempo pasado y presente.
    Un abrazo y feliz día Manels.

    ResponderEliminar
  2. Disculpa
    Amigos. En casi 7 años que tiene este blog jamás había hecho un comentario general... me caen gordos, pero debido a que me he dedicado por completo a la promoción de mi novela sobre la trata, no he tenido tiempo para nada y deseo agradecer su presencia y el hecho de que no me hayan abandonado... Un cariñoso abrazo... y ¡gracias!...
    Adelfa

    ResponderEliminar
  3. Mi amiga Bea que bello este poema..!!!!! Describes un final fantástico..y la imagen es perfecta. Te mando un beso.

    ResponderEliminar