miércoles, 21 de septiembre de 2016

HAIKUS DESDE MI ALMOHADA… ENCENDIDO OTOÑO



HAIKUS DESDE MI ALMOHADA…  ENCENDIDO OTOÑO


Brisa otoñal,
tu mirada me enseña,
amarme en placer.


Bajo la sombra,
nos besamos amando,
nidos  despiertan.


Las hojas caen,
bautizan nuestros cuerpos,
caricias suaves.


Mis Gozos húmedos
tus susurros se escapan,
nuestro dulce éxtasis.


©Beatriz Martín
21/09/16



lunes, 19 de septiembre de 2016

ALBORADA GOZOSA



ALBORADA GOZOSA



Hoy amanece despejado,
el cristal de mis ojos están claros,
el rocío de tu esencia,
va humedeciendo  mis huellas.


Mis versos brotan deseos,
en el balcón de los encuentros,
dando vida a mi cuerpo,
mi alma se va encendiendo.


Se agudizan los te quiero,
el silencio va rompiendo,
el sonido del susurro,
tus labios, un preludio.


Al borde de  la isla,
me esperan tus brazos,
como el náufrago a la deriva,
feliz mente perdida.


Gozos encadenados,
amando después amando,
el alborada me regala,
las ganas de sentirme amada.


©Beatriz Martín
19/09/16.





viernes, 16 de septiembre de 2016

AUSENCIAS




AUSENCIAS


En el asolado balcón tu ausencia se presenta,
un hilo de nostalgia penetra,
la lluvia del sol  alumbran mis hombros,
un leve peso de caricias  en   otoño.


La lira de mis ojos persigue la espuma,
un vaivén entre los pies,  deambulan,
avanza en la arena esparcida,
a  lo lejos tu silueta se divisa.


En momentos un  gris encapotado,
sobre nuestra mar, un brillo apagado,
con esmero lo sigo intentando,
encender las pasiones de un deseo sangrando.


Mi corazón en reposo,
sana por la lágrima derramada,
ausencias de una estación que comienza.
entre melodías, son las olas  eternas.



©Beatriz Martín

16/09/16

miércoles, 14 de septiembre de 2016

UN HÚMEDO BESO



UN HÚMEDO BESO
 


Bajo las luces  de neón,  esta mi memoria, la tuya, la nuestra…
sobrecogidos por  el inesperado huracán que la piel desata,
un sofá estrecho con olor añejo  para visitantes,
se pone cómodo para recibirnos y se complace.


Miradas llenas de adrenalina que cautivan,
las dulces caricias bordean  una sedienta silueta,
el  delicado murmullo de nuestras almas se tiñen de perla,
dos vasos whisky con hielo nos observan.


Un diario que deshace,  con sabor flores secas,
entre garabatos me recuerda,
mi primer amor con sabor a hierba,
un Joan Manuel  Serrat en mi puerta.


Un sudor exquisito recorre las entrañas,
un baile sonoro en nuestro cuerpo,
va latiendo a galope  el deseo eterno,
del éxtasis exquisito de un húmedo beso.




©Beatriz Martín
14/09/16





lunes, 12 de septiembre de 2016

INSTANTES…UN MINUTO CON EL ALBA




INSTANTES…UN MINUTO CON EL ALBA



Mi Sonrisa regresa, ella se eleva,
una bocanada de aire recorre mis entrañas,
un látigo de alegría enciende  la victoria,
del escombro del llanto al alba del vestuario
su  color me ha alimentado.


Un secreto a voces  la playa recorre,
son mis huellas, nunca se esconden,
quiere ser ella directora de  orquesta,
para presidir  un sueño de  honor,
la  vida misma, su riesgo, una pasión.



 ©Beatriz Martín
12/09/16




viernes, 9 de septiembre de 2016

EN SILENCIO, SIENTO Y OBSERVO.



EN SILENCIO, SIENTO Y OBSERVO.



En mis versos siempre tú estás cerca,
de aquel amor trastornado que dejó huella.


Esencias en el muelle, bajo  el ocaso mágico,
un vago recuerdo que va de puntillas por el atlántico.


El reflejo  de mis sueños,
entre colores me va hablando.
de mis  luchas y esperanzas, de un amor aguardando,


Salvo los susurros de pasiones escondidas,
un deseo ardiente, una caricia perdida.


Humedezco mis labios, esperando los tuyos,
mi vientre se eriza, mis ingles imaginan.


Despacio me tocas, mi cuello se estremece,
tu estandarte espera, dulcemente navegas.


Señalo al horizonte, eres tú que respondes,
anclo la luchas de mis sueños  y pronuncio tu nombre.


©Beatriz Martín
09/09/16



lunes, 5 de septiembre de 2016

ESA PIEL




ESA PIEL



Bajo el bordado del mar perlado,
dos cuerpos flotan, se acunan abrazados,
a la espera de encender el torrente del placer,
del  roce exquisito húmedo, en el mar de su vaivén.


El alma susurra en calma,
lentamente se pierde,
en un volcán enardecido de savia,
clamando por la mujer amada.


Invoca la danza del vientre,
su movimiento le enciende,
sus labios húmedos se muerden…


Desvaría, su lujuria lo encadena,
él la mima y ella se deja…
La mirada complace  los labios a escena,
proyectan  el deseo del morbo , la piel deja huella.


Sus muslos tropiezan , el susurro regresa,
sus cuellos besados , amados,
sus pechos entre dedos enamorados,
y esa piel… sueña con el placer del amado.




©Beatriz Martín

28/08/16