domingo, 12 de enero de 2020

RECUERDOS DE AMOR



Despierta el ocaso  en su balcón hace un retiro habitual de holgadas horas, para discurrir la travesía de sus vivencias de amor. Su pluma hace silencio en el balcón y suspira.

Un soplo hace el   recorrido de sensaciones apasionadas, promulgan cada caricia cazada por sus labios bravíos, en el intervalos de segundos, quema su piel de placer, mientras cierra sus ojos, para disfrutar de la esencia encendida, de la brisa  perdida en su cuerpo,  se va enredando los brazos entre beso y beso se van amando, un  tono húmedo hace presencia en la flor de su estandarte, no piensan y el latido se hace fuerte, alardea de su vitalidad y  de éxtasis gritan ¡ despacio, despacio ¡, el beso se prolonga y se confunde en los labios mojados, permitiendo  que el  eterno el órgasmo quede grabado en el secreto de ambos.

La pluma sigue en silencio el placer no le permite escribir, solo sentir desde su balcón, son  sus recuerdos de amor.

   ©Beatriz Martín
12/01/2020

lunes, 6 de enero de 2020

BAILE DE FIN AÑO VICTORIANO


Amigos Dulce, amigo y poeta, en años anteriores hace un relato  de Baile de fin de año de dulces letras, que  siempre me invita y siempre acudo a su cita  les dejo su invitación y abajo  mi comentario.



Viajo a la época victoriana, sus vestuarios y encajes vaporosos hace que el placer se nos insinúe  con la vergüenza exquisita  propia, de aquella década memorable. Dulce, mi caballero, nuevamente me extiende su invitación de sello imperial, al Baile de fin de año, despertando así mis sentidos y mis deseos para disfrutar juntos y acoplados bajo la melodía seductora y magistral de la pieza La Triviata de Verdi. Mientras los sueños se  desatan y los deseos se esparcen, lo demás lo dejamos bajo sumario, solo les puedo decir que fue mágico.

Muchísimas gracias por tu bello detalle Dulce  de invitarme al Baile de Fin de año

Les dejo el enlace 

martes, 17 de diciembre de 2019

UNA NOCHEBUENA EN CARACAS



                                                            Caracas

La memoria se desvanece, mi historia entre escenas navideñas se alza como las olas cuando  rompen su silencio, así ha llegado a mi pluma de forma súbita, los estrenos de 24 y 31 que tanta ilusión nos hicieron. Mi vestido azul celeste con el cuello blanco bordado en flores, haciendo juego con la diadema azul ,dibujada por  hojas de otoño.  Mi poñina desatada que delata  la rebeldía de mi alma, mis zapatos de patente negro y su broche dorado. Mi hermano con un pantalón corto  de  gris  sedoso  brillante y una polo amarilla.  

Corríamos felices  por toda la casa  emocionados esperando la llegada del Niño Jesús,  al  mismo tiempo, nuestro moderno  toca-disco lo último en los años 60, recién se estrenó con la “Navidad que vuelve”, de  La Billo Caracas Boys,




y era continuamente interrumpido por el ruido de los tumbarranchos  y  bengalas que papá felizmente lanzaba por la ventana, mientras a su lado le acompaña una vaso de whisky Bucanan’s,  


Mi madre vestida de verde palmera caribeña  se estrena con una pulsera pesada de oro, luciendo un hermoso encaje victoriano, regalado por mi tia María de los Angeles, sucesivamente, en un abrir y cerrar de ojos, un rayo de bengala, torpedeó su vestido para pintarle un lunar negro  grueso, haciendo un huequito llamativo, gritando llegó Navidad, mis ojos se perdían en el agujero negro que jamás olvidaré, al ver la bengala llena de alegría, tentada de  venir por mi,  no volví acercarme a papá, pensé de inmediato que me quedaría sin mi vestido azul,  para recibir al Niño Jesús.


Mientras, mamá  corría de un lado a otro para dejar la mesa en su punto, sacaba la vajilla de blanco de finos hilos dorados,  los cubiertos de plata  y sus  copas cristal  de bohemia de exquisitos relieves de flores, y orgullosa decía: - fue un regalo  de boda-.

 Los aromas mmm.  recuerdo los aromas que llegaban de la cocina el Bacalao de mi Madre era la misma gloria. En una esquinera con un mantel bordado  por mi abuelita que había viajado de Breña Alta (Isla de La Palma) a Venezuela, sobre el reposa  el Ponche Crema y de dama de compañía, tenía  un plato colorido de Turrones, almendrados y polvorones.  

Así transcurrió la nochebuena, llena de emoción e ilusión en la dulce espera de ver regalos del Niño Jesús, bajo el árbol de Navidad.


©Beatriz Martín
15/12/19



¡ Feliz Navidad Chiquillos !, que el Niño Jesús nuevamente en este año los visite y nazca lleno de amor, para desearles que los sueños bonitos se cumplan.

Reciban un  abrazo enorme desde mi brillo del mar

viernes, 6 de diciembre de 2019

EN EL MAR DE MI REGAZO





Un cortejo de caracolas da paso a la memoria del mar que de mi mi alma intenta escapar.  A  los recuerdos encadenados  donde  la  arena nos deja mojar y   el cádil del ocaso brilla sin cesar  y asi el placer enamorar  

Hoy un destierro ocupa mi piel y  las olas ya no están, solo un suave gemido se acerca mi a pies, para implorar la seducción de la pasión que un día nos unió, se encienda otra vez

Tu ausencia el deseo apagó, sumiéndome por una  extraña dolencia  que mi corazón soporto… Me traje al mar a mi regazo para reclamar un nuevo amanecer de amor , mientras descansa en mi piel una dulce pasión.



©Beatriz Martín
06/12/19

martes, 3 de diciembre de 2019

BONITO SENTIMIENTO





Has emergido de nuevo ante mi entre las plateada olas de tu Brillo del 

Mar. Yo, henchido de paz y preso en recuerdos te llamo y deseo  

abrazarte como si se tratara de una garra feroz entre sentimientos llenos 

de " TE QUIERO " ¿ Como vivir con tu recuerdo cual fuera un delirio 

que me alimenta de amor en mis noches sin tí ? ¿Cómo amordazar 

entonces el delirio que me devela en mis recuerdos contigo en la lejanía ? 


De lejos veo una luz emergiendo entre las espumas del mar... Dislumbro 


a  una Diosa que sonriendo viene hace a mi con vislumbrado el reflejo del 

del Balcón junto al Mar. Tu mirada angelical me hace volver a revivir las 

mas bellas sensaciones que aún no vivian en el fondo de mi alma. ¡ Ven a 

mí bella doncella! Mi corazón te esta esperando en nuestro 

MIRADOR DEL MAR para estar juntos hasta el fin de la 

eternidad.


MANUEL.
03/12/19


sábado, 16 de noviembre de 2019

INSTANTES BESOS URBANOS





Escenas de momentos memorables, desnudos nuestros labios, en tu voz, en mi voz. El deseo se esparce entre las calles cotidianas, donde la neblina es eterna  y el sol se esconde, mientras las horas perdidas se escapan por las esquinas  susurrando “te quiero mi amor”.



©Beatriz Martín
15/11/19

jueves, 24 de octubre de 2019

DESDE MI BALCÓN RECUERDOS DE MADRUGADA



Entre sueños  me desveló, ya es madrugada, llena de nostalgia me acerco  a mi balcón, me pareció escuchar tu  voz que acaricia mi alma, así  que  abro el cofre de cáarcolas y he vuelto a leer tus cartas, no lo niego siento cierta tristeza por la distancia que el mar nos separa. Pero también mis sentidos viajaron a los encuentros bonitos de amor que tantas veces fuimos felices en  nuestra playa.  

A lejos aún entre la neblina salina y densa así  como  las olas huracanadas, observo que  sigue en pie el Mirador del mar donde fue testigo de la pasión desatada, de  cuerpo a cuerpo en nuestras almas.

Escenas se anuncian en  mis recuerdos. Nuestra silueta bajo  la luna plateada resplandecía,  con su  manto de estrellas de compañía, el éxtasis se hace infinito en cada beso húmedo, en cada sugerencia del abrazo cálido, ese enorme refugio de nuestros vientres, la flor complacida  por la elegancia del  estandarte enloquecido,  mientras el placer fue protagonista del festín del amor.

Regreso a mi balcón, a mi cama y  guardo  en el cofre mis cartas llena de gozo, sonrio y me sumerjo bajo mis sábanas esperando la alborada de dulce silencio, me abrazo  entre dulces pasiones de madrugada.


©Beatriz Martín
24/10/19